VANESSA & PABLO

Esta postboda fue para mí muy especial, por la humildad y sencillez de sus protagonistas. La sesión tuvo lugar en una fabrica de azúcar en el pueblo de Nerja,  Málaga. Ellos elijieron ese fantástico lugar por sus vistas y por ser un lugar diferente , un lugar peculiar y lleno de magia. 

Vanessa una chica un tanto tímida le costó un pelín soltarse  en la sesión, aunque al final le puso tantísimo empeño y disfrutó tanto que las imágenes hablarán pos sí solas. Pablo en cambio si llegó algo más mentalizado , y se soltó muy rápido, me identifico mucho con ellos porque pasan de estereotipos, y tienen su propio estilo.

Desde que llegaron hasta que acabamos lo pasamos genial, ellos disfrutaron de la sesión muchísimo que es lo que yo pretendía, y bueno que hablar del amor que desprenden …. eso creo que en  las imágenes se aprecia la forma de mirarse , las sonrisas, las caricias….. Os deseo toda la felicidad del mundo chicos!!

Gracias  por vuestra paciencia, sin vuestra implicación y vuestra confianza desde un principio nada hubiera sido igual.